viernes, octubre 7

Fantasía

¡Oh la tormenta, la lluvia!
bramidos salvajes
aúreos destellos
frescura de los cielos.

Somnolencia de luna
Ojos entrecerrados, o entreabiertos
el portal de los sueños
sutil parpadeo, que

no advierten los navíos.
Por furibundos mares, altivos
cabalgan miradas que agua y que abismo

sin brillo ni brío. El velo
sombrío engulle la sombra
del que ignora de ese puerto el estío.





1 comentario:

  1. "Por furibundos mares, altivos
    cabalgan miradas que agua y que abismo"

    que agua y que abismo.

    qué lindo.

    ResponderEliminar